Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

22 de febrero de 2007

El clima laboral en España, no convence



La política de recursos humanos y el compañerismo, lo más criticado.

El ambiente laboral que impera en el día a día de las empresas españolas no acaba de satisfacer a sus empleados. La camaradería entre compañeros, la credibilidad de los directivos, la igualdad de oportunidades en la empresa, las buenas prácticas de los departamentos de recursos humanos o el orgullo de pertenecer a la organización son aspectos que los españoles puntúan por debajo de la mayoría de países de la Unión Europea. Ésta es una de las principales conclusiones que se desprende de un análisis realizado por el Instituto de Estudios Laborales (IEL) de Esade con datos del Great Place to Work Institute Europe.

El análisis ha tomado en cuenta estas cinco dimensiones que configuran el perfil de una compañía en los 14 países de la Unión Europea (excluido Luxemburgo) durante 2003, 2004 y 2005. Muestra que Italia, Finlandia y Francia, junto con España, son los países de la Unión Europea más pesimistas con su ambiente de trabajo. En el lado opuesto, los trabajadores de Austria, Grecia, Irlanda o los Países Bajos son los que se sienten más a gusto; es decir, aquellos que han dado una puntuación (en una escala de uno a cinco) más alta a las políticas de recursos humanos o al orgullo de pertenecer a la organización para la que trabajan.

En una posición intermedia se sitúan Bélgica, Dinamarca, Holanda, Portugal, Suecia y Reino Unido.

Los rasgos de la personalidad de una empresa peor valorados por los españoles son las políticas de recursos humanos que usan sus empleadores -un 3,8-, y la camaradería que existe entre compañeros con un 3,9.

Los responsables del informe no entraron ayer a valorar durante su presentación en Barcelona que motiva la existencia de distintas percepciones sobre el entorno laboral entre países o porqué dependiendo de la nacionalidad, se aprueban o se critican rotundamente todos los rasgos de la organización. 'Existen diferentes políticas de recursos humanos en las empresas, aunque se camina hacia una armonización', explica Simon L. Dolan, profesor de Esade y uno de los promotores del Estudio. Sí que comentaron, en cambio, los beneficios que puede obtener una organización logrando que sus trabajadores puntúen siempre al alza. 'Existe una correlación entre calidad del puesto de trabajo y el rendimiento de la empresa', explica Palle Elleman Knudsen, del Great Place to Work Institute Europe. 'Con una organización más comprometida se puede atraer a mejores profesionales'.

Aunque España está entre los países de cola, todos los parámetros analizados han experimentado mejoras entre los años 2003 y 2005. Los españoles, al igual que el resto de los trabajadores de los otros países analizados, no suspenden a la organización en ningún rasgo y las puntuaciones no bajan de los 3,6 puntos. 'Hemos de tener en cuenta que se han elegido empresas que son buenas para trabajar, las mejores de cada país'.

El estudio también pone de relevancia que los trabajadores de los medios de comunicación son los que perciben mejor su entorno laboral. Los periodistas no consideran que exista discriminación. En concreto, se puntúa con un 4,9 la igualdad entre hombres y mujeres. Por el contrario, los empleados en automoción y el sector público acaparan los peores registros.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada