Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

28 de mayo de 2007

Actitud en el Trading, psicología del éxito (I)


Tras un periodo de cambios frenéticos tanto a nivel personal como profesional, necesitaba un tiempo para retirarme y así poder “observar mi vida desde una distancia”.

Lo cierto es que todo se ha movido a un ritmo frenético… desde un punto de vista personal, necesitaba pasar mas ratos junto a mi familia, sobre todo a mi hijo –que ya comenzaba a mirarme con cara “¿y quién es este tipo?”.

Y después con mi amada esposa, quien a su vez acaba de salir de una experiencia un tanto desagradable. Son cosas de la vida… si es que, como muchos podrán comprobar, no todo son los mercados.

PERSPECTIVA EMPRESARIAL
Y –como nota más positiva- un paso adelante desde la perspectiva empresarial.

Lo último antes de mi “desaparición” eran mis planes de montar una empresa de propietary trading, cuyo objetivo es la formación de trainees, para convertirse posteriormente en traders de éxito (por supuesto, a base de trabajo duro y dedicación, dedicación, dedicación…).

Pues dichos planes ya dejan de ser planes, para convertirse cada día que pasa en una realidad que llena a este servidor de mucha ilusión.


LOS ÚLTIMOS AVANCES
¿Un resumen respecto a los últimos avances en este tema? Pues hace aproximadamente dos meses se hizo la primera criba para seleccionar en primer lugar a los “socios potenciales”.

Se había dejado constancia en multitud de veces que lo esencial para poder llevar a buen puerto este proyecto –que como confesaba humildemente “me venía demasiado grande”- era formar al equipo –que lejos de aspirar ingenuamente a que sea “perfecta”- fuera la ideal.
Y para ello, tan solo buscaba dos factores: uno, que cada uno reuniese toda una serie de aptitudes y virtudes, que ya desde un plano individual pudiese servir para enriquecer al proyecto, pero sobre todo que creasen “sinergia” cuando se junten con los demás.
Y segundo, el espíritu de entrega. De entrada, encontrar semejantes tipos sería tarea monumental (así lo había pensado), pero una oportunidad como ésta sólo podría venir una vez en la vida, así que habría que intentarlo (quién sabe… lo mismo hay personas mas locas dispuestos de seguir a un loco…). Y vaya que sí los hay…


LAS PROPUESTAS
De todas las propuestas enviadas por parte de interesados en ser socios, se ha dado cita para una entrevista, siempre en la cafetería Samarkanda, en la estación de AVE de Atocha y a una hora clave ¡en domingo! (¿por qué un domingo? ¿Quién tiene la mala leche de colocar una “entrevista de trabajo” un domingo?) Tiene un doble propósito.

Lo primero, porque en fin de semana los mercados están abiertos, por lo que tengo tiempo de preparar la entrevista el sábado y marchar “mentalizado” el domingo. Y segundo –la clave- ha servido como filtro para conocer realmente a las personas a quienes no les importe acudir un domingo al encuentro de un desconocido con vista a emprender un negocio juntos. Esta es la clase de personas que me interesa asociarme.

Y de este grupo de personas, tres han sido los seleccionados (eran cuatro en principio, pero finalmente uno será trader trainee… bien, nos hace falta). Y vaya si me han sorprendido gratamente.

No solo han superado con creces en cuanto a aptitudes –tanto técnicas como humanas- sino además han demostrado poseer precisamente ese alma de equipo y arrojo que uno busca en sus futuros socios: solo decir que ninguno vive en Madrid (uno es de Toledo, otro de Londres y el otro de Milán), y que cada fin de semana –ante la “llamada del deber”- acuden religiosamente a nuestro sitio de encuentro para abordar los temas necesarios con el fin de avanzar en nuestro proyecto.


LAS SIGUIENTES ETAPAS
Y mucho se ha avanzado: ya se ha empezado a negociar con la Central de Canadá, ya se han asentado las primeras piedras angulares que marcarían posteriormente nuestras directrices, se ha hecho el viaje a una provincia española con el fin de estudiar y analizar una iniciativa similar, e incluso se ha decidido ya el nombre de la empresa (que muy pronto si Dios quiere se anunciará a lo grande en esta sección), al igual que la imagen corporativa.

Ahora la siguiente etapa es la preparación de la constitución de la empresa, la búsqueda de los locales, la negociación con los proveedores tecnológicos, y el viaje de formación a Toronto.

Y una vez finalizados estos en el medio plazo: se pasará al reclutamiento del primer grupo de trainees, y por supuesto a la preparación de su entrenamiento (que esté servidor pasa día y noche recabando y organizando el material necesario para garantizar el éxito de dicha fase formativa).

Como podrán ver, mucho se ha adelantado… y sacrificado. Veréis, un negocio nuevo es como un bebe: Hay que nutrirlo, pasar el mayor tiempo posible con él, conocer sus necesidades… etc.

Y si para ello hay que renunciar a ciertas comodidades, e incluso si hiciera falta, a introducir cambios drásticos en la carrera profesional de uno: hace más o menos un mes he renunciado a parte de mis obligaciones hacia la cartera de mis clientes, y con ello, perdiendo la mayor parte de mis “ingresos fijos”.

Los que hayan pasado por la experiencia similar de montar una empresa donde han volcado toda su ilusión, comprenderán esta decisión.

Continúa.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada