Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

28 de mayo de 2007

Actitud en el Trading, psicología del éxito (II)



Y el trading –que es otra forma de hacer negocios (de hecho, en mi opinión, es la mas transparente y directa de todos)- no deja de ser menos.


Pero volviendo al hilo argumental anterior, tras unas semanas intensas de desplazamientos, de continuas reuniones y charlas, de conversaciones telefónicas con la Central, y un sinfín de correos electrónicos, me he decidido pasar unos días “al retiro”, con el fin de descansar, pasar tiempo con los míos, y especialmente, para preparar las asignaturas y toda el programa de selección y entrenamiento de los que serán nuestros futuros trainees.



Ya a modo de adelanto, se tocarán bastantes temas, pero destacando tres apartados imprescindibles –y que serán esenciales para el éxito de los trainees- : el análisis técnico, la gestión del riesgo, y la psicología del trading. Y al contrario de lo que piensan muchos, el análisis técnico es el que menos tiempo se ocupará.



No porque no sea importante, sino porque a pesar de su relevancia, no son la clave para triunfar en esta profesión. De hecho, cualquiera tiene acceso e infinidad de recursos para aprender el análisis técnico y lectura sobre señales de entrada… y por ello mismo no es por tanto el elemento que distingue a los buenos traders, de los regulares, ni siquiera de los malos.



GESTIÓN DE RIESGO Y FACTOR PSICOLÓGICO
En segundo lugar viene la gestión del riesgo. Aquí, su desconocimiento ya constituye un buen indicativo de quienes serán traders de éxito de los que acabarán en las casas de acogida. Dicho llanamente: “los grandes traders conocen y practican algún modo sistemático de gestión del riesgo, mientras los que no, simplemente son eliminados del juego para no volver nunca más”.



Pero tampoco ninguna modalidad de “money management” –por muy buena que sea- y mucho menos un sistema de entrada/salida, le valdrá a un aspirante de trader, si éste falla en lo básico: que es su propia psicología.



Si un trader no es fuerte, tanto mental como emocionalmente, mejor que ni siquiera lo intente. Ganar en los mercados radica en más de un 60% en este factor. Donde mejor se definiría este concepto es a través de las palabras de Sun Tzu, en su libro El Arte de la Guerra: “las batallas se ganan incluso antes de que hayan empezado”. Y más que referirse a la estrategia –que también es primordial- se refiere a la actitud del trader.




LA IMPORTANCIA DE 'LOS ELEMENTOS'
Lo cierto es que se ha puesto demasiado hincapié –exageradamente demasiado- en las nociones de análisis fundamental (estudios de cash-flow, fondos de comercio, ratios… etc.) como de análisis técnico (gráficos, osciladores, indicadores… etc.), siempre con el propósito supremo de encontrar el “valor perfecto” y el momento correcto de entrar (comprar o vender corto) dicho valor.



Esto ha creado la falsa –y peligrosísima idea, puesto que en realidad es justo al revés- de que tanto la selección del activo como el “timing” son los elementos más cruciales a la hora de tener éxito en los mercados.



Lo cierto es que buena parte de esta culpa también se nos podría achacar a los analistas y a la horda de lecturas, bibliografías y publicaciones en torno al análisis técnico y fundamental, y apenas un puñado de estudios sobre psicología del trading –y encima en su mayoría- destinados a un público mas experto y hasta académico, escritos en un lenguaje poco asequible al gran público, haciendo pues que su difusión sea menor si aún cabe.



Sin ir mas lejos, sólo hay que pasearse por los distintos portales, foros y blogs financieros y mirar qué temas se están tratando con mayor ahínco. No hace falta ser muy perspicaz para darse cuenta que –como siempre- los temas más candentes son las últimas olas de movimientos corporativos (noticias, y sobre todo, rumores y mas rumores).



Luego van los consejos y recomendaciones según patrones de rotura, confirmación de figuras e incluso por señales de indicadores y osciladores (cruces de medias, zonas de sobrecompra/sobreventa… etc.).

LA CONDICIÓN MENTAL, EL ARMA MÁS PODEROSA
Incluso yo debo confesar que cuando realizo mis análisis, me doy cuenta que en bastantes ocasiones tiendo también a pesar mas el componente técnico de los mismos, sacrificando otros componentes más importantes como la psicología y actitud que ha de tener el trader tanto en los instantes previos, como durante y después de realizar cualquier operación (y como no, este apartado se está intentando solucionar).



En realidad, la actitud mental de un individuo constituye su arma más poderosa. Un buen ejemplo (por su actualidad además) sería la película “300”. Sea realidad con sus matices o sea ficción, que un reducido grupo de 300 a 500 hombres haya podido frenar la avanzadilla del mayor ejército de aquellos tiempos –el persa- compuesto por mas de 400.000 hombres, da mucho qué pensar.



El ser humano es capaz de toda clase de hazañas si realmente se lo propone (de aquí una de mis frases favoritas, del “filósofo” Coelho: “cuando uno realmente desea una cosa, el universo entero se conspira para ayudarle a conseguirlo”).



Llevado al trading, la condición mental con que uno se mete todos los días en los mercados ha de encontrarse en la mejor forma siempre.



¿Y esto cómo se logra?

Continúa...

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada