Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

1 de mayo de 2007

Cuál es el perfil que buscan las empresas



Quien busca trabajo en los tiempos que corren debe ser consciente que las empresas proponen una serie de cualidades para sobrevivir en un mercado laboral cada vez más exigente. En sus oídos retumban palabras como «capacidad de comunicación», «autogestión», «iniciativa» y «flexibilidad», y saben que su peor enemigo es el conformismo y la pasividad. Pensar en las características de los jóvenes empleados de hoy obliga a desterrar la imagen del oficinista que poblaba las compañías o las industrias de hace medio siglo o poco menos.


Contrario a lo que sucedía hace algunos años en el seno de las empresas, los jóvenes de hoy están instruidos en una lógica que se ha desarrollado vertiginosamente en las últimas décadas y que les imprime una impronta diferente, alimentada por el mandato social que incita a la trascendencia profesional y por la «cruda competencia» que invade todos los ámbitos laborales.«Tiene que ser una persona con perspectivas al crecimiento personal, a la búsqueda constante de la mejora, porque si la empresa contrata una persona que es promotora del crecimiento, no sólo se beneficia él sino también a la organización. Se trata de personas que no sólo acaten una orden, sino que además promuevan cambios, ideas, que no se queden en el lugar; creo que eso es el valor que cualquier empresa podría desear», resume la licenciada en Psicología Lorena Boschetti de la Consultora Poder y a cargo de hacer los perfiles psicotécnicos en la empresa de contratación de personal Manpower.Los perfiles son diversos, depende de la empresa que lo solicita. La búsqueda más difícil en esta ciudad es el perfil comercial. Es muy complicado, hay veces con que las empresas vienen con perfiles muy altos y les explicamos que es muy difícil conseguir personas que reúnan todas las características, entonces acordamos en buscar personas que tienen todo el potencial y luego se terminan de formar comercialmente», dice la psicóloga.


Entonces, los mayores requerimientos se centran en aquellas instituciones que requieren personas con perfiles comerciales: «Tienen que ser personas abiertas, sociables, con un muy buen nivel comunicacional, que tengan un muy buen poder de decisión y cierto perfil de liderazgo. Pero por otro lado se destaca el sector industrial, en el cual el perfil requerido es más técnico. «El enfoque es en personas que tienen conocimientos técnicos». Allí se nota la mayor ausencia y la mayor demanda en Río Grande, en cuanto a la necesidad de técnicos e ingenieros en todos los rubros, una realidad que no escapa a la del resto del país.Debido al nivel industrial que hay en esta provincia hay una gran demanda. Manpower es una empresa de contratación de personal que hace búsquedas nacionales, porque muchas veces no alcanza con la oferta de profesionales que hay en la ciudad.


Entonces, cuáles son las características que debería tener un empleado para ser considerado idóneo y mantenerse a flote en un mercado laboral cada vez más exigente. El atributo más requerido en una persona es que tenga habilidades comunicacionales y se pueda comunicar bien en todo sentido. «Si es una persona que conducirá gente es necesario que tenga un buen nivel de comunicación para poder llevarse bien y comunicar a la gente que tenga a cargo, si es a nivel comercial tiene que comunicar bien lo que vende, en el caso de un gerente lo mismo. Las habilidades comunicaciones y sociales son las más requeridas. Esto va acompañado de un poder de decisión, una seguridad, y una confianza en sí mismo y en lo que hace. Una actitud positiva y segura», suma Boschetti.



La entrevista de trabajo

Muchas empresas hoy optan por requerirles a contratistas un perfil determinado para un puesto laboral, con las características que tiene que tener la persona que lo ocupará, para que sea eficiente y además para que se sienta a gusto con el puesto. «En el perfil se analiza si esa persona sirve o no para determinado puesto laboral a partir de analizar sus motivaciones. Esto marca la diferencia entre un análisis psicotécnico y uno clínico, el primero es mucho más específico», explica la licenciada, con una vasta experiencia en realizar estos perfiles.



¿Qué se analiza?

En una entrevista se indaga acerca de la experiencia laboral . «Cómo se fue relacionando, los desafíos, los problemas que tuvo, además cómo se explaya, si responde puntualmente o no. También acerca de su vida personal, no de sus problemas pero sí por ejemplo qué deportes hace. No es lo mismo una persona que hace deportes como tenis, natación, que son deportes individuales a quienes hacen fútbol, que es un trabajo en equipo. Esa persona si puede desarrollarse bien en un deporte en equipo, tiene desarrolladas determinadas actitudes», señala. También es una antesala de lo que será su futuro en ese lugar. «En función del puesto que se esté buscando con el perfil, si me encuentro con que la persona estará destinada a un puesto de mucha presión o el contexto hostil, en la entrevista voy pensando yo me pongo en un carácter más acelerado, mi actitud cambia para ver si la persona se desestructura, si se acostumbra a mi cambio que tiene que ver con lo que tendrá que manejar. Si yo obvío esa parte y se le da un puesto a una persona que no tiene una personalidad que se adaptará rápido a una situación así, esa persona terminará enfermándose», describe.


Por Manpower pasan muchas experiencias y muy diferentes. Hay industrias que hacen este análisis a todos sus operarios, con el objetivo de unificar el personal en cuanto al estilo, para evitar personalidades impulsivas, agresivas. Sobretodo para evitar conflictos o un peligro potencial para el mismo y para sus compañeros. «De todos modos no es algo que se encuentre frecuentemente», suma Boschetti.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada