Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

3 de mayo de 2007

Empresas donde da gusto trabajar


Microsoft, Lilly y Danone son elegidas por sus plantillas como los mejores entornos laborales




Las empresas socialmente responsables son las que han tomado conciencia de que la sostenibilidad de sus negocios pasa por construir entornos laborales que fomenten la satisfacción y el bienestar de sus empleados. Con el fin de promover la "gestión empresarial humanista", el Instituto Great Place to Work lleva cinco años publicando en España un ranking de las compañías donde más a gusto se trabaja. Según su último informe, Microsoft Ibérica se ha convertido en la que mejor gestiona las necesidades y potencialidades de sus 600 trabajadores. Le siguen otras dos filiales de multinacionales extranjeras: la farmacéutica Lilly y la alimentaria Danone.




Crear las mejores condiciones laborales posibles depende de la voluntad de los empresarios y de la madurez de sus empleados. Y lo cierto es que aunar las inquietudes y preocupaciones de unos y otros no es una tarea fácil. Ya lo dijo a finales del siglo XIX el escritor y sociólogo británico John Ruskin, cuya obra influyó a personajes tan importantes como el líder indio Mohandas Karamchand Gandhi: "La calidad nunca es un accidente, siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia".



Trasladando esta máxima al management actual, los expertos en psicología y filosofía laboral afirman que "dado que todos los contextos laborales tienen dificultades y potencialidades, la clave del éxito reside en que los directivos sepan encontrar el equilibrio entre los intereses de la compañía y el bienestar de los empleados". Eso sí, no se trata de hacerlo solamente por una cuestión moral: "Está más que demostrado que la recompensa económica de las empresas que se esfuerzan por iniciar el cambio hacia lo que pueden llegar a ser son mucho mayores que las que se conforman con continuar siendo lo que ya son", añaden estos especialistas.
Según un estudio realizado el año pasado por varias universidades estadounidenses, el crecimiento de las 500 principales compañías del mundo en los últimos 10 años ha rondado el 130%. Las que en este periodo se preocuparon del bienestar de sus plantillas -fomentando las habilidades propias de la denominada inteligencia emocional (motivación, autoconciencia, trabajo en equipo, empatía y agilidad y relajación mental)- mejoraron sus resultados alrededor del 760%. Este salto cuantitativo se debe, sobre todo, a las "notables mejoras del ambiente laboral", concluye el estudio.



Auditoría voluntaria
Entre otras iniciativas para promover entornos empresariales más preocupados por satisfacer las necesidades de sus empleados, destaca la auditoría voluntaria que realiza en España desde 2001 el Instituto internacional Great Place to Work, especializado en la investigación y gestión de las relaciones humanas en los lugares de trabajo y presente en 29 países de todo el mundo. En España, este organismo está dirigido por la psicóloga y coach Montse Ventosa, que lidera a un equipo de 10 personas.



En esta quinta edición han participado 200 empresas, las cuales cuentan con un mínimo de 50 empleados en España. "La clasificación final se elabora a partir de encuestas anónimas realizadas a los empleados, que determinan dos tercios de la puntuación final", explica Ventosa. "La valoración restante", añade, "es el resultado de una auditoría sobre la cultura corporativa enfocada a las prácticas y políticas de recursos humanos, que reflejan hasta qué punto las empresas promueven un liderazgo de confianza para crear un lugar ejemplar para trabajar".
En opinión de Ventosa, "las prácticas de recursos humanos por sí solas no son la clave del éxito", ya que sólo 6 de cada 10 empleados valoran los beneficios especiales, como el acceso a guarderías, aparcamiento y masajes en la oficina. Según las conclusiones del informe 2006, lo esencial para consolidar un clima laboral agradable y, por ende, más productivo, reside en el hecho de que exista camaradería entre los miembros de la plantilla (según el 75% de los encuestados); que los empleados puedan confiar en su jefe (74%); que se trate a las personas con respeto (71%) o que éstas sientan que reciben un trato justo (68%).



Entre los principales efectos positivos de estos entornos laborales más humanos destaca el notable aumento de la productividad (como consecuencia directa del mayor compromiso de los empleados), así como el escaso índice de absentismo (3,13% de estas empresas frente a una media nacional de entre el 15% y el 25%, según datos recopilados por el Instituto Great Place to Work).



Podio de honor
Según su ranking 2006, de entre todas las empresas presentadas, el podio de honor lo ocupan el grupo de fabricación y comercialización de productos lácteos Danone (tercero), la farmacéutica Lilly (segundo) y Microsoft Ibérica, que ha sido la mejor valorada por sus empleados. Parte de este éxito se debe a su directora de recursos humanos, Elena Dinesen, que se incorporó hace poco más de tres años, cuando el grupo decidió cambiar la manera en la que estaba gestionando a sus 600 trabajadores en España.



"Lo primero que hicimos fue cambiar los hábitos y las creencias negativas relacionadas con la antigua manera de trabajar, como por ejemplo el miedo a salir pronto de la oficina", sostiene Dinesen. "La cultura de la presencia no mejora la productividad y sí contribuye a quemar y desmotivar a las personas", afirma. Entre otras iniciativas, introdujeron la flexibilidad total, dejando que cada uno de los trabajadores se responsabilizara de cumplir sus objetivos mensuales, con independencia del lugar donde trabajara. Para ello, dotaron a la plantilla con ordenadores portátiles de última generación y con teléfonos móviles, de manera que pudieran estar en contacto con sus jefes en caso de ser necesario, explica Dinesen.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada