Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

24 de julio de 2007

Los profesionales con más vista

Las grandes compañías fomentan la formación de empleados y externos para poblar de ópticos aquellas zonas donde no existen escuelas técnicas.

Velan cada día por nuestra salud pero, desgraciadamente, sólo nos acordamos de ellos cuando nuestros ojos nos impiden realizar actividades tan cotidianas como , ver la televisión, leer, conducir o trabajar frente al ordenador. Los ópticos y optometristas, profesionales sanitarios primarios, detectan cualquier anomalía visual y nos prescriben la compensación óptica más adecuada. Pero, además, nos ayudan a elegir las lentes más propicias, nos proporcionan las monturas y diseños más cómodos y nos ponen de moda cuando llegan los primeros rayos de sol y necesitamos protección ocular.

No son oftalmólogos y por ello no pueden recetar fármacos de diagnóstico clínico. Tampoco pueden diagnosticar patologías oculares ni operarlas dentro de un quirófano. Pero son quienes nos ponen sobre aviso cuando sufren nuestros ojos. Las grandes compañías dedicadas a la visión, conscientes de la labor de estos profesionales, han querido premiar su esfuerzo y están impulsando campañas de formación entre sus empleados con títulos de FP y cualquier estudiante interesado en la óptica.

Se trata de reforzar el interés profesional y personal de los ópticos de anteojería y geométricos para que se conviertan en diplomados universitarios. Un título esencial para cualquier establecimiento dedicado a la visión, ya que la normativa vigente exige la presencia de un óptico con título universitario durante todo el horario comercial del local.


Escasez de expertos

Susana Gutiérrez, responsable de Recursos Humanos de General Optica, explica que esta iniciativa no tiene límite de edad. «Hemos puesto en marcha una diplomatura semipresencial que permite a los alumnos estudiar en casa y desplazarse sólo eventualmente a un centro universitario concreto a realizar sus prácticas, todo ello subvencionado por General Optica», explica. «El objetivo es que acaben la carrera y sigan con nosotros, porque se necesitan muchos diplomados», añade.

Para el próximo curso escolar, General Optica ha reservado 30 plazas para la diplomatura universitaria semipresencial de óptica, que actualmente se imparte tan sólo en 10 centros españoles. «Hemos comprobado que en las tres primeras semanas de carrera, un estudiante de óptica ya ha encontrado su primer trabajo. Al acabar ya tiene un puesto fijo», remarca Susana Gutiérrez.

Otra de las grandes cadenas ópticas, Visionlab, cuenta también con un Plan de Carrera Individualizado para sus empleados basado en la polivalencia, el trabajo en equipo y en la satisfacción.







Buscar Por tema

Búsqueda avanzada