Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

3 de agosto de 2007

Cuál es el precio que hay que pagar por un profesional exitoso


Ejecutivos ocupados son cada vez más buscados por las competidoras, lo que les da amplias ventajas al negociar su incorporación en una nueva empresa. 
Más allá de un gran salario, también quieren beneficios excéntricos para cambiar de camiseta. Sepa hasta dónde llegan sus pretensiones. Ante la escasez de talentos que sufre en la actualidad el mercado laboral argentino, un aumento de sueldo del 25% es el precio que vale el pase de un ejecutivo de una empresa a otra. Pero como si ese incremento fuera poco atractivo, los gerentes medios más buscados por las compañías también piden contar una proyección de carrera y con generosos beneficios, como mayor cantidad de días de vacaciones, la libre disponibilidad de un vehículo con todos los gastos pagos, un buen bono, la posibilidad de hacer un posgrado financiado por la empresa, el pago de la cuota del colegio de los hijos e incluso tickets, entre tantos otros. “Para captar un profesional especializado o un gerente medio, la compañía necesita ofrecerle un sueldo mayor al que tiene, y este incremento es de entre un 20 y un 25%”, señaló a infobaeprofesional.com Gloria Cassano, directora de la consultora de Recursos Humanos Gloria Cassano & Asociados.  

En tanto, Mariano Gorodish, gerente de Contenidos de Bumeran.com, coincidió con Cassano en que los ejecutivos se mudan de firma por un sueldo de un 20% o más al que cobran, pero resaltó que no sólo piden mayor salario sino también otras condiciones laborales. "Se negocian muchas otros beneficios, que van más allá de la plata", explicó Gorodish, que ejemplificó con el caso de que si un ejecutivo está más de cinco años en una empresa y se cambia a otra, pide que le respeten la cantidad de días de vacaciones. Además, según afirmó el gerente de Bumeran.com, “la negociación de un buen bono es muy importante para los gerentes”. El bono es un sueldo más que se paga por cumplir con determinados objetivos, aparte del aguinaldo. La cantidad de bonos que se perciben al año varía tanto de acuerdo al puesto como según en el trato realizado entre el ejecutivo y la empresa. Así, por ejemplo, pueden ser uno al año para un analista senior, tres para un gerente o cinco para el caso de un director. En tanto, Guillermo Varona, director del sitio de empleos para ejecutivos y profesionales universitarios Execuzone, también coincidió con el porcentaje de aumento en la remuneración para lograr el pase de un determinado profesional:“No hay una regla, pero el promedio es el 25%, una cifra que cubre tanto el riesgo como el costo de oportunidad, y con mejores beneficios como el bono y el auto”, indicó, en base a su experiencia con las más de 4.000 empresas que el sitio tiene como clientes. 

Vacaciones extra 
Cassano contó que hoy los ejecutivos ponen particular atención en la negociación de los días de vacaciones, sobre todo después del 30 de junio, debido a que la ley dice que sólo cuentan con 14 días de descanso quienes hayan ingresado en la compañía hasta esa fecha. "Los ejecutivos también solicitan contar con tres semanas en vez de dos. Las negocian previo a su ingreso, ya que por lo general son profesionales que vienen con una trayectoria en otras empresas en las que tenían una determinada antigüedad", comentó la especialista en RRHH. 

Tickets 
Como al ganar mayores sueldos los gerentes tienen más posibilidades de que una parte de su ingreso le sea retenido por el Impuesto a las Ganancias, es que muchas veces priorizan los beneficios no monetarios. "Así es que los ejecutivos, además de una proyección de crecimiento en la organización, piden tickets de almuerzo y de supermercado, el colegio para los hijos, un auto con absolutamente todos los gastos pagos, lo cual es bastante si se piensa en el precio de la nafta y los estacionamientos”, ilustró Gorodish. Y agregó: “Es mejor este tipo de plus que una determinada cifra de dinero que después tiene que ir para el fisco". 

Seguro médico y posgrados 
También es susceptible de negociación un buen seguro médico y beneficios por paternidad, como por ejemplo una semana extra de vacaciones ante el nacimiento de un hijo. A su vez, Cassano añadió que en la actualidad muchas empresas para retener a los profesionales les están pagando un Master en reconocidas universidades: “La compañía le paga el estudio de postgrado pero le pide al profesional que se quede o si quieren captar al ejecutivo le solicitan a cambio su incorporación inmediata a la organización”, comentó. Otro aspecto que ponen sobre la mesa de negociación los ejecutivos es el cargo, ya que no menor es que en la tarjeta de ese ejecutivo en vez de decir “jefe” diga “gerente”, o que en vez de “gerente” diga “director”. En este sentido, aunque atraídos por sueldos superiores y tentadores beneficios, los gerentes no subestiman la oportunidad de carrera y la proyección de crecimiento que le ofrece la compañía. Algunas organizaciones, de hecho, cuando emprenden la búsqueda de un ejecutivo, muchas veces le aseguran que si tiene un buen desempeño y espera en un determinado puesto inicial un durante tiempo preestablecido -por ejemplo un año- después va a suceder a determinado gerente que está por encima de él. 

Movilidad del mercado 
Todos los especialistas coincidieron en que en la actualidad la rotación de los ejecutivos entre las compañías es muy alta y que se producen dos situaciones a la vez: no sólo los profesionales están abiertos ante otras oportunidades laborales y escuchan ofertas sino que las empresas salen cada vez más a la caza de ejecutivos talentosos. Por su parte, Varona contó un caso que ocurrió con una de sus empresas clientes hace no mucho tiempo atrás: “A un gerente de producción que ganaba $10.000 brutos más bono en una determinada compañía, le ofrecieron pasar a otra con el mismo puesto por $15.000 netos más bono. Así, cuando avisó en su empresa que se iba, para retenerlo le aumentaron el sueldo a $16.000 netos más bono”, ilustró. El director de Execuzone justificó la decisión de la empresa de conservar a su gerente señalando que “como la firma sabía que determinados profesionales escasean, es consciente que le sale más barato aumentarle el sueldo que salir a buscar otro, que no sólo no sabe si lo va a conseguir sino que probablemente también tenga que pagarle ese monto mensual”. Para Cassano, situaciones de este tipo hicieron que los sueldos aumentaran a nivel ejecutivo. Así, al buscar trabajo de manera activa y por la alta rotación que existe -fundamentalmente en la gerencia media- se están aumentando los sueldos. “El mercado está muy movido, sobre todo en el área de senior y semi senior, en la gerencia media, y el nivel de pases es muy alto, hay una movilidad constante impensada hace sólo algunos años atrás”, resaltó Varona. 

Alta gerencia 
Por su parte, Carlos Grau Baena, presidente de BuroConsult Consultores de Empresa, consultora especializada en head hunters, diferenció lo que ocurre en el mercado de gerencia media de lo que sucede con la alta gerencia. “En general, en los puestos más altos no hay cifras sino que los pases se producen de acuerdo a cuan atractivo sea el proyecto. La cuestión remunerativa forma parte del paquete, es importante pero no es lo decisiva”, señaló. Además, en las altas gerencias el sueldo no es un concepto rígido como si lo es en niveles inferiores, sino que es muy elástico porque pueden tener una parte variable muy importante, que se va incrementando de acuerdo a su desempeño y resultados.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada