Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

8 de septiembre de 2007

Cuando se obstaculiza a los nuevos empleados


A menudo, en las organizaciones imperan sistemas de trabajo que desalientan los proyectos de las personas que recién se incorporan.


Las organizaciones exitosas son aquellas que se caracterizan por tener culturas adaptables, es decir, por su maleabilidad y flexibilidad. Si bien ciertos cambios son necesarios, el éxito de una organización a largo plazo requiere algún grado de estabilidad. Por otra parte, la organización necesita cambiar y adaptarse para garantizar su identidad.


“No existe una organización sin personas. Las organizaciones, a pesar de todos sus recursos , como máquinas, equipos instalaciones, capital financiero y tecnología, se basan en las personas para poder funcionar de una manera adecuada en un ámbito lleno de oportunidades y amenazas”, destaca el especialista en Recursos Humanos Luis Aparicio.


En realidad, las personas son el principio, el centro y el final de una organización, agrega el experto. “Son ellas las que constituyen e inician las organizaciones, las que intervienen en estas y las impulsan, y también son las que, dependiendo de su actuación, las llevan al éxito o al fracaso”, añade.



Hoy se da una especie de choque cultural-laboral cuando una organización inicia el recambio de su personal. “Reclutan jóvenes, profesionales o no; particularmente, esto empleados poseen sus capacidades competitivas diferenciadas”, señala Aparicio. Estos colaboradores suelen ser personas extrovertidas y afables, con habilidades especificas, que manifiestan un marcado interés por la calidad y la rentabilidad del negocio. “Ponen al servicio de la organización todo su caudal académico y piensan de una manera seria y profesional en su afán de disminución de los costos”, recalca. En cambio, en la “vereda de enfrente” se encuentran aquellos que poseen una cultura laboral con paradigmas antiguos, y obsoletos. Aparicio afirma que las organizaciones que aplican con éxito sus programas de cambios organizacionales son las que se esfuerzan por comunicar dos hechos fundamentales a su personal: el primero es la posición que la empresa está ocupando en el mercado debido a sus actuales métodos y procesos de trabajo. El segundo es explicar cuáles son las metas que la organización persigue con el cambio y cuál es el papel que las personas tendrán que desempeñar para contribuir a que se logre lo antes posible y de la forma más conveniente.



El papel de los líderes de la organización es fundamental para crear y desarrollar competencias que sean estratégicas para las personas y la organización. “Las competencias no son innatas, dependen del aprendizaje. “Para empezar a construir las competencias de la organización hay que alentar a las personas para que adquieran conocimiento, y habilidades y capacidades”, advierte Aparicio. Remarca que las empresas “deben necesariamente trabajar con el valor humano’, y darles a los jóvenes que se inician en la vida laboral el mayor apoyo posible, ya que es precisamente esa masa importante de colaboradores la que impulsa las transformaciones.



“Las empresas de excelencia saben que este es el secreto, y es precisamente por eso que dedican una parte importante de sus recursos a transmitir su misión corporativa. Lo más relevante es el esfuerzo educativo, para que la gente no tenga que hacer las cosas solamente por un salario, sino por un motivo que la lleve a querer hacer sus tareas mediante convicción y entusiasmo”, concluye el especialista.



Incentivación del aprendizaje


Para crear una cultura de aprendizaje en una organización se sugieren las siguientes acciones:

-Inculcar un espíritu emprendedor y proponer el desafío de asumir nuevas responsabilidades y riesgos.
-Procurar crear e innovar para mejorar métodos y procesos de trabajo.
-Dirigir los esfuerzos a la mejora continua de su trabajo y de su producto
-Seguir las orientaciones del líder
-Tener libertad para definir su horario y su método de trabajo
-Enfocarse a los clientes internos y externos y procurar servirles de la mejor manera posible.
-Incentivar a los demás para que aporten sus ideas.
-Poner énfasis en la eficacia.
-Procurar la innovación.
-Fomentar el incremento de la creatividad.
-Apoyarse en el poder que le confiere el conocimiento.
-Enfocar a la calidad.
-Desarrollar un espíritu de equipo.
-Unir el trabajo de las personas.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada