Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

9 de octubre de 2007

Aumentan en México los adictos al trabajo


MEXICO
¿Hasta dónde puede llegar tu ambición por conseguir el éxito? ¿Serías capaz de fingir ser amigo de una persona sólo por obtener un alto cargo ejecutivo? ¿O tal vez, salir con alguien porque podría ser un buen medio para relacionarte con gente influyente y así, crecer económica y profesionalmente?
Si te sientes aludido con estas preguntas, puede ser que tengas algunos de los nuevos síntomas descubiertos entre los adictos al trabajo o workaholics, como se les denomina en Estados Unidos.
Desde hace tiempo, esta adicción se percibe como una patología que se presenta cada vez con más frecuencia en México.
No sólo afecta a personas que dedican más de 12 horas a su actividad laboral, sino que en muchos caso, las lleva a volverse interesadas, soberbias y ajenas a los buenos sentimientos.
Cada vez más, se observa que existe un grupo importante de directores, dueños de empresa y empleados (hombres y mujeres) de todas las edades y estratos socioeconómicos que basan su expectativa de vida únicamente en su trabajo.
"Los workaholics pueden calificarse como narcisistas; tienen un evidente éxito externo o laboral, pero su visión de la vida en pareja o en términos de amistad se degrada de tal forma que descuidan sus vínculos emocionales o de plano, los inhiben", explica el psicólogo José de Jesús González Núñez, miembro del IIPCS (Instituto de Investigación en Psicología clínica y social).
Señala que los adictos al trabajo también son egocéntricos porque basan sus relaciones en un interés o se relacionan con otras personas sólo con el afán de conseguir algo a cambio. "No se "llenan" con nada; su ambición se convierte en un deseo insaciable de conseguir más éxito, dinero o prestigio e incluso sexo, a toda costa", explica.
El doctor González Núñez agrega que finalmente, "al perder fuerza, los valores de solidaridad, trabajo en equipo o del amor o la amistad, las relaciones se tornan como una especie de contrato estrictamente de conveniencia".
Dice que este problema se ha vuelto muy frecuente en México, ya que cada vez se presentan más individuos a tratamientos psicológicos con esas características.
En el campo laboral, los workaholicos también proyectan su indiferencia y su poco sentido humano.
Exigen a los demás el mismo ritmo de trabajo al que están acostumbrados. Para ellos, la jornada de 8 horas es una mera formalidad.
"Es claro que tenemos un panorama complicado, por eso es indispensable comenzar a formar profesionales de la salud mental capaces de analizar a fondo y dar salidas positivas a estas tendencias destructivas, y ese es, precisamente, el objetivo del IIPCS", expresa.
Por esta razón, en el marco del XIX Coloquio Nacional "Psicología de lo Masculino: Psicoanálisis del Amor y su Degradación", que se llevará al cabo el 29 y 30 de septiembre en el Colegio de Ingenieros Civiles de la Ciudad de México, el doctor José de Jesús expondrá en su conferencia magistral el tema "Influencia del éxito externo y narcisista en la degradación de la vida amorosa".
"En el coloquio, la idea es dar a conocer casos apegados a la realidad y cómo se han solucionado, desde el punto de vista de un tratamiento psicológico. Esa es la esencia de esta reunión: exponer las últimas tendencias en cuanto tratamientos psicológicos y propagar la cultura de la salud mental en México", concluye el especialista.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada