Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

29 de febrero de 2008

Valores dominantes



LOS ESPECIALISTAS EN GESTION DE RECURSOS HUMANOS suelen ver en Stephen Robbins, un experto en administración de empresas, como uno de los gurúes en el análisis de valores dominantes en el mundo del trabajo. Uno de los esquemas más recordados por los consultores corresponde a las cuatro etapas de valores de las distintas generaciones de trabajadores de Estados Unidos. Aunque hacen la salvedad de que se trata de un caso en particular, que puede no tener validez universal para el resto de las culturas, el modelo puede servir para comprender el pensamiento generacional en el trabajo.

SEGUN ROBBINS, hay un primer campo que se considera como el de la ética protestante, cuyo ingreso al trabajo se sitúa entre mediados de la década de 1940 y hasta fines de la década de 1950, en el que los valores dominantes en el trabajador solían ser el del arduo trabajo y una férrea lealtad hacia la empresa. También tiene otro sello distintivo: es un empleado conservador.

LA SEGUNDA ETAPA PUEDE SER CONSIDERADA EXISTENCIAL. “Se trata de empleados que ingresaron en una empresa entre 1960 y 1975, donde sus principales valores dominantes son la calidad de vida y la lealtad a sí mismos”, señala la definición técnica, citada por la experta Graciela Chamut. Otras características de este trabajador son el no conformismo y la búsqueda constante por la autonomía.

LA TERCERA FASE está constituida por el pragmatismo. En esta división pueden incluirse, según Robbins, a los trabajadores que ingresaron entre 1975 y 1989. Sus valores dominantes, de acuerdo con el pensamiento del experto internacional, pasan por el éxito, la potenciación de sus logros y la ambición. También se destacan por el trabajo arduo y por la lealtad hacia su carrera.

FINALMENTE, SE ENCUENTRA la generación X (1990 y más) que se destaca por su flexibilidad laboral y por el culto al tiempo libre. Esta faceta de trabajadores también puede ser caracterizada por su satisfacción en el puesto y por la lealtad que cultiva en las relaciones interlaborales, internas y externas a la empresa.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada