Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

7 de marzo de 2008

Eficiencia y relaciones gerenciales efectivas


La meta de toda organización es obtener éxito por medio de su ejercicio económico, para lo cual es de suma importancia que exista una adecuada administración del talento humano, es decir, eficiencia, eficacia y efectividad en las relaciones gerenciales. Generalmente se piensa en un gerente como la persona que lleva el rol más importante de una organización o departamento; algunos, tal vez ingenuamente, opinan que se trata de quien ocupa un alto cargo en una organización y percibe gran cantidad de dinero; sin embargo muy pocos toman en cuenta el trabajo administrativo y humano que realiza un gerente para que su departamento funcione eficazmente.

Las personas reaccionan positiva o negativamente de acuerdo al trato que reciben; y el gerente debe poseer la sabiduría necesaria para dar a su personal el trato correcto que genere las reacciones correctas, ya que éste trabaja mejor y con mayor compromiso cuando se le respeta, se le toma en cuenta, se le tiene confianza y se le considera capaz de cumplir con las actividades que se le asigna. Si el personal está comprometido con las metas de la organización, aumenta su eficacia; y la eficacia gerencial depende del nivel de excelencia de las relaciones con el personal.


En el momento que los supervisores y gerentes comiencen a tomar en cuenta al talento humano, dándole el valor que se merece, podrán notar la mejora en el nivel de compromiso del personal en la eficiencia de sus labores.


El éxito de la organización comienza estableciendo relaciones efectivas con los verdaderos protagonistas, el talento humano.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada