Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

9 de mayo de 2010

¿Existen conflictos en las organizaciones?


Las personas nunca tienen intereses y objetivos idénticos. Las diferencias personales en cuanto a intereses y objetivos siempre conducen a alguna especie de conflicto. En general, los conflictos personales generan la mayor parte de los conflictos en las organizaciones.

Un aspecto crítico de la psicología organizacional es resolver conflictos dentro de un marco global y a largo plazo. Cuando éstos son solucionados y resueltos debidamente siempre conducen a cambios en la organización que propician la innovación.

No obstante, cuando son resueltos indebidamente, o sólo en parte, producen un enfrentamiento entre la organización, sus miembros y el sindicato representativo, el cual puede afectar de forma negativa el desempeño organizacional.

La necesidad de administrar el conflicto es un hecho diario en las organizaciones. El conflicto es el proceso en el que una de las partes percibe que la otra se opone o afecta de forma negativa sus intereses Chiavenato (2007). Esta definición encierra cierta interdependencia e interacción, además de la percepción de intereses incompatibles entre los participantes.

Es tan amplia como para abarcar diversos aspectos y sucesos conflictivos. Las actitudes, valores y estilos de una persona desempeñan un papel importante para determinar si el conflicto conduce a resultados benéficos o destructivos.

La capacidad de comprender y diagnosticar en forma correcta el conflicto es fundamental para administrarlo. La administración de conflictos consiste de procesos de diagnóstico, estilos interpersonales, estrategias de negociación y otras intervenciones creadas, para evitar un conflicto innecesario y reducir o solu¬cionar el conflicto excesivo.

Por tanto, definimos conflicto como un proceso que comienza cuando una parte percibe que otra afectó o va a afectar algo que le interesa.

Esta definición es deliberadamente amplia. Se refiere al punto en que cualquier actividad continua "rebasa la línea" y se convierte en un conflicto entre dos partes. Abarca una gama extensa de conflictos que tienen las personas en las organizaciones: incompatibilidad de metas, diferencias en la interpretación de los hechos, desacuerdos sobre las expectativas de comportamiento, etc.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada