Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

26 de agosto de 2010

Cómo son los “despedidores profesionales” en Chile


El personaje que protagonizó George Clooney en “Up in the air” también tiene una versión nacional. Claro que acá no se trata de un ejecutivo que viaja por el país informándole a la gente que ha quedado sin trabajo, sino que son consultoras que realizan un coaching a quienes deberán comunicar la noticia y a quien queda cesante.

Se imagina un trabajo que consista en enseñarle a despedir empleados o a acompañar a un cesante durante sus primeros meses de desocupación.


Aunque le parezca poco común, esa labor se realiza en Chile desde la década de los ‘90s y se llama “Outplacement”.

Consiste en “dar una asesoría a la empresa y a sus colaboradores en el proceso de desvinculación laboral; reduciendo el conflicto emocional que esto produce”, según lo define Price WaterHouse Coopers.

Además, este coaching orienta a las personas sobre cómo aprovechar sus fortalezas y planificar su futura carrera laboral de manera eficiente y exitosa.

Algo similar a esta función encontramos en la película nominada al Oscar y protagonizada por George Clooney, “Up in the air”, donde el protagonista -Ryan Bingham- era contratado por empresas de diferentes ciudades de Estados Unidos para despedir empleados.

La versión nacional de esta labor la cumplen consultores como Víctor Oliva, Director y Psicólogo Organizacional de Ecolíder-Entrepreneur Consultores Asociados, quien entrega algunas de sus claves para realizar un despido sin generar mayor impacto en quien recibe la notificación.

“Es importante que quienes van a entregar la noticia no engendre sentimientos de culpa, porque hay fuerzas organizacionales que son superiores a la capacidad de decisión de una persona. A veces las personas que van a desvincular simplemente tienen que cumplir una orden”.

Por ello, es importante que quien deba despedir a un empleado sepa manejar las emociones generaras durante la notificación.

“La primera respuesta de quien recibe la noticia es de culpa, de rabia o de decepción y tiene que ser manejada. A nadie le gusta que le digan que se acabó su contrato y lamentablemente las personas no saben ver la oportunidad que hay ahí”, cuenta Oliva.

Por ello, existen estas consultoras que acompañan a los gerentes generales, gerentes de recursos humanos o a sus asistentes durante el proceso y también apoyan emocionalmente a quien recibe la noticia.

Pero además, las consultoras les entregan a las empresas varias claves que permite enfrentar mejor esta tarea.

“Por ejemplo, nosotros jamás recomendamos despedir en día viernes porque viene el fin de semana y la gente se molesta mucho. Tampoco en día lunes, porque las personas están emprendiendo el orden de la semana. Lo mejor es que sea un miércoles o jueves, pero tampoco en la última hora de la tarde, sino que mejor a media tarde o llegando en la mañana”, cuenta Oliva.

Cómo se compaña al despedido

Según precisa Pablo Massu, Gerente General de BVM consultores, el coaching que ofrece un Outplacement invita a ver el despido como una oportunidad.

Por ello, se realiza una capacitación a quien está sin trabajo para que conozca sus fortalezas y debilidades laborales.

“Lo que le va a ayudar a la persona para buscar trabajo en una nueva área, una nueva empresa o rubro”, según cuenta Massu.

Además, el Outplacement entrega herramientas para buscar un nuevo empleo de forma eficiente o desarrollar un proyecto personal.

Pablo Massu agrega que este acompañamiento se puede extender durante 4 a 5 sesiones -de 1 a 2 horas- y el tipo de trabajador que principalmente recibe Outplacement son jefes, gerentes y directores de empresas.

Los costos del coaching son pagados por la empresa y la mayoría de las compañías que lo contratan están enfocadas al desarrollo de la Responsabilidad Social Empresarial, según cuenta Massu.

Gisela López Alfaro

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada