Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

21 de mayo de 2012

Teletrabajo: nuevos profesionales para nuevos marcos empresariales

La preocupación por la conciliación laboral y familiar, la globalización y el avance de las nuevas tecnologías han permitido, o forzado, la flexibilidad del espacio laboral. Este sistema, conocido como teletrabajo, se aplica en diferentes grados, dependiendo de la necesidad y actividad de la empresa. El teletrabajo como forma de ahorrar gastos fijos de oficina o de tiempo en desplazamientos deriva en el trabajo desde casa, al que sólo se adaptan determinadas actividades. Otra solución implantada por algunas empresas es el teletrabajo temporal: trabajar desde casa varias horas al día o uno o varios días a la semana. La última alternativa que se está imponiendo es un paso más allá en el sistema. Se trata del teletrabajo móvil; trabajar desde donde uno esté. «Puedo desplazar parte de la oficina a cualquier sitio donde estoy», dice Pepe Varela, reportero 'freelance' desde hace más de 15 años «porque va con mi carácter». Durante sus viajes de varios días para hacer fotos y entrevistas lo que echa de menos es una red de ADSL de mayor velocidad en zonas rurales. 


 Empresas pioneras

 Una empresa que se plantee optar por alguna de estas modalidades para sus empleados debe preguntarse sobre el grado de interacción que requiere la labor que realiza esa persona. Los expertos aconsejan programar reuniones regulares, aunque no sean presenciales, con los trabajadores móviles y ofrecerles facilidades técnicas. Todos los empleados de cualquier departamento y nivel de Kellogg España, empresa pionera en esta medida de conciliación, disponen de portátil, Blackberry, línea de teléfono y ADSL en casa e Internet móvil, aunque piden a sus empleados disponibilidad de 10 a 17 horas para asistir a reuniones en la oficina para la coordinación entre departamentos. 

 Por su parte, en la empresa de tecnología Indra el teletrabajo -realizan a distancia entre el 50 y el 80% de las tareas con apoyo tecnológico y conformidad del jefe del departamento- es compatible con la mayoría de los roles de la organización y es una alternativa a la reducción de jornada. De esta forma, el 5% del departamento administrativo, el 87% del técnico, el 3% del soporte operacional y el 5% del equipo de gestión se han sumado a esta forma de organizar el trabajo. El 61% de ellos tiene entre 31 y 40 años. En Indra aseguran que esto no impide la gestión de equipos, pues el 29% de los teletrabajadores tiene a su cargo a más personas. Además, disponen de acceso a la intranet, al correo corporativo y a los documentos almacenados, junto con un chat para comunicarse con el resto de trabajadores de cualquier oficina de Indra en el mundo. 

 Una de las ventajas obvias de esta flexibilidad laboral es que la empresa no pierde a buenos profesionales con experiencia que han sido madres o padres, pero tampoco sufre los retrasos o ausencias que a veces provoca la maternidad. Por el contrario, el mayor problema para la implantación de un sistema más flexible es la cultura organizativa presente en España, que asocia el rendimiento laboral con la permanencia en el puesto de trabajo. El teletrabajo implica aceptar que el empleado es responsable y se organiza el tiempo según sus necesidades, sin perjudicar a su productividad. Los jefes han de aprender a no controlar a sus empleados, sino sus resultados, midiendo su rendimiento por objetivos. Por su parte, el trabajador ha de evitar las tentaciones que existen en su casa y en la calle para no perder el tiempo, a la vez que controlar el estrés de no depender de un horario y la tendencia a no desconectar.

 «El gran beneficio conseguido con nuestro modelo de trabajo KWork es el aumento del bienestar del empleado», asegura Susana Gómez, directora de recursos humanos de Kellog España. «Cada uno debe ser responsable de coordinar su trabajo con el resto del equipo y cumplir con sus objetivos. Al tratarse de una estructura flexible, está más motivado y aumenta la productividad», añade. En Indra coinciden en que se «facilita la iniciativa y la proactividad». Esta empresa dispone de una iniciativa, denominada 'Oficina flexible', sin puestos fijos ni papeles, con almacenamiento en red y con telefonía IP, un sistema de trabajo que, aseguran, «permite que el profesional se mueva de una tipología de puesto de trabajo a otra, con mayor equilibrio entre las áreas de trabajo individuales y las colaborativas, favoreciendo que el trabajo sea más eficaz y rápido». 


 Sin fronteras 

 La integración de una plantilla dispersa plantea retos a nivel tecnológico y personal. La falta de socialización y de sentimiento de pertenencia a un grupo es el efecto psicológico más importante para el trabajador, mientras que la empresa ha de preocuparse de la seguridad del acceso remoto a sus datos desde múltiples dispositivos externos.


 EN ESPAÑA, SON YA DIEZ MILLONES DE PERSONAS LAS QUE POSEEN UN 'SMARTPHONE' -73% CON SYMBIAN, 12% CON EL SISTEMA DE MICROSOF Y 6,5%, EL DE APPLE-, POR LO QUE ESTOS APARATOS SUMAN EL 23% DE LOS TELÉFONOS MÓVILES, SEGÚN UN ESTUDIO DE LA EMPRESA DE MEDICIÓN DEL SECTOR DIGITAL COMSCORE. LAS PANTALLAS TÁCTILES, LOS TECLADOS 'QWERTY' COMPLETOS Y LAS FUNCIONALIDADES QUE PROPORCIONAN LOS FABRICANTES DE MÓVILES LÍDERES DEL MERCADO PARA ACCEDER A HASTA A DIEZ CUENTAS DE CORREO, Y DESCARGAR Y ADJUNTAR ARCHIVOS, HAN IMPULSADO ESTA EXPANSIÓN.


 Por su parte, los proveedores tecnológicos también han desarrollado soluciones de seguridad para que las empresas administren y monitoricen el acceso de los empleados a los recursos corporativos, permitiendo distintos niveles de confianza según se acceda desde el móvil, una red Wi-Fi, etcétera. «En un mundo global, el trabajo no es algo rígido, sino una actividad que permite, cada vez más, adaptar el espacio, el tiempo y las relaciones al tiempo que optimizar los resultados. La movilidad permite adaptar las infraestructuras a las necesidades de los profesionales y facilita nuevas formas de trabajo más innovadoras y flexibles», afirman desde el departamento de Recursos Humanos de Indra. 

 CONSEJOS DE SEGURIDAD

 Según la consultora IDC, en 2009 se contabilizaban mil millones de trabajadores móviles en el mundo, que se beneficiaban del alcance y flexibilidad de las soluciones móviles o de acceso remoto al puesto de trabajo. El proveedor de 'software' de seguridad Eset propone algunas recomendaciones para que estos empleados puedan trabajar sin miedo a las amenazas de seguridad.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada