Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

14 de mayo de 2017

¿Jefe con problemas o problemas con tu jefe?


Lamentablemente todos tuvimos, tenemos o vamos a tener, problemas con nuestro jefe.


Si bien esta problemática puede originarse por diversos motivos, y estos desde ya, dependen de las personas involucradas, se pueden mencionar algunos puntos a tener en cuenta para llevarse mejor con él:

– Entender sus necesidades: es muy habitual que un subordinado actúe en base a lo que “se debe hacer” y no según lo que su jefe espera que haga. Se observa con frecuencia que las expectativas del jefe no son interpretadas correctamente por los empleados.


– Detectar como lo miden: es fundamental identificar que espera la organización de tu jefe y en consecuencia como es medido, para alinear tus esfuerzos en apuntalar su gestión.

– Subordinar los intereses personales a los intereses del jefe: Hay muchas tareas que para un jefe no son tan importantes y para las cuales se invierte mucho tiempo, por eso es recomendable seguir su criterio, aunque este no coincida con el nuestro.

– Tareas pendientes…primero la más importante para tu jefe: Esto parece una obviedad, pero lo cierto es que al jefe le interesa que vos hagas lo que el considera importante. Si trabajas en temas que para el no son relevantes, estas perdiendo el tiempo…

– Identificar sus principios y actuar en consecuencia: Después de un tiempo, vamos a saber cuales son aquellos “principios” que rigen la vida de tu jefe, por eso una vez que lo conoces, hay que ser proactivo. Se ganara su confianza y además, autonomía.

Esto no pretende ser una receta de éxito para las relaciones laborales, pero no lo olviden: un buen jefe, necesita un buen reemplazo.

Ayudalo a venderse para que él te venda…


Por Diego Gutierrez
Información extraída: http://www.algomasquerrhh.com

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada